ejercicios en casa

Como ponerse en forma en casa

A veces, mucha gente se da cuenta de que ir al gimnasio para hacer sus ejercicios de musculación y ponerse en forma puede ser bastante caro o simplemente incómodo para ellos.

Entonces, ¿es posible conseguir ese físico tonificado y firme desde la comodidad de su casa? Sin duda. Si estás buscando formas seguras de conseguir un físico firme y tonificado sin necesidad de utilizar los equipos de gimnasio, ¡has venido al lugar correcto!

 

Nunca te olvides de hacer tus calentamientos

 

Lo mejor es acondicionar el cuerpo adecuadamente para la carga de trabajo que se avecina. Así que hacer algunos ejercicios de cardio antes del entrenamiento puede ayudar a mejorar la circulación y energizar el cuerpo justo.

Incluso sin una bicicleta estática o una cinta de correr, basta con correr o caminar a paso ligero durante unos quince minutos.

Además, no olvides añadir algunos ejercicios de estiramiento a tu rutina de calentamiento. Esto mejorará la flexibilidad y la amplitud de movimiento de los músculos y, por lo tanto, minimizará las lesiones al realizar las técnicas de musculación.

 

Formule su rutina para ponerse en forma.

 

Por lo general, es genial tener las mancuernas de grapa, las barras y el banco ajustable para que pueda hacer más variaciones en sus ejercicios de construcción muscular.

Pero si realmente tienes un presupuesto ajustado, aquí hay algunos ejercicios que simplemente harían el truco para ayudarte a conseguir esos músculos tonificados más rápido sin esas cosas.

 

Flexiones 1

Este es un gran ejercicio compuesto que se dirige a los músculos ubicados en el pecho, las piernas, la espalda, el abdomen y, lo que es más importante, las áreas en sus hombros y brazos.

Puedes variar la postura de tus flexiones para trabajar diferentes áreas de tus tríceps y bíceps. Haz como máximo 3-5 series con 12-14 repeticiones y un minuto de descanso entre cada serie.

 

Abdominales

Si quieres conseguir unos abdominales sólidos como una roca, también deberías añadir este ejercicio a tu programa de desarrollo muscular. Recuerda que cuando levantes la cabeza, el cuello y los hombros, mantén el resto del cuerpo recto y paralelo al suelo.

De esta manera, estarás minimizando las lesiones en tu espalda y columna vertebral. Para empezar, hazlo unas tres veces por semana con 2-3 series y 15 repeticiones en cada una.

 

Sentadillas

Si quieres mantener tu físico idealmente equilibrado y proporcionado, también es recomendable incluir ejercicios de piernas en tu rutina de musculación. Hacer sentadillas puede desarrollar los músculos de las piernas, como los isquiotibiales, los gemelos, los glúteos y los cuádriceps.

Además, te ayuda a formar una base de apoyo estable para prepararte cuando empieces a levantar cargas más pesadas. Puedes hacer sentadillas libres o añadir pesas para mejorar la fuerza y la resistencia de tus piernas y hombros.

El uso de recipientes de plástico llenos o cualquier objeto pesado que puedas agarrar por el medio puede funcionar como tu mancuerna improvisada.

 

Flexiones 2

Este tipo de ejercicio se dirige a una serie de músculos como los pectorales, los tríceps, los deltoides, la espalda y los abdominales. Aunque no tengas una barra de inmersión, puedes agarrarte a dos sillas y colocarte entre ellas.

Asegúrate de agarrarte firmemente a ellas con los brazos ligeramente separados del cuerpo.

A continuación, coloca los pies delante de ti. Luego, baja lentamente hasta que tus hombros estén casi a la altura de tus manos. Mantén esa posición un momento y luego levanta todo el cuerpo hasta que los brazos estén completamente extendidos.

 

Comer bien

 

Cumplir con los requerimientos diarios del cuerpo de manera apropiada y adecuada puede ayudarte a construir músculo rápidamente sin un gramo de flacidez al costado. Por eso, obtener el tipo de nutrición adecuado es de vital importancia para lograr el éxito en su programa de construcción muscular.

Así que cuando usted planea su estrategia de la dieta, asegúrese de que tiene el porcentaje correcto de proteínas, carbohidratos, calorías y grasas. Sea consciente de lo que come, ya que ingerir más calorías de las que el cuerpo puede quemar provocará cambios erráticos en su peso y, por tanto, dificultará todo el proceso.

 

Manténgase centrado en sus objetivos

 

Una de las desventajas de hacer la musculación en casa es que tiene muchas distracciones. Ejemplos de ello podrían ser su sofá blando, la televisión, la heladera cargada o su Playstation.

Pero honestamente, ponerse en forma realmente depende de si vas a ceder fácilmente a este tipo de distracciones.

Para lograr el progreso en su programa de construcción muscular, necesita seguir sus rutinas de ejercicio y planes de dieta de forma continua y consistente.

Así que si eres demasiado permisivo contigo mismo, ver resultados significativos te llevaría mucho tiempo. Probablemente terminarías abandonando porque podrías desanimarte al no ver ningún tipo de progreso.

La musculación requiere tiempo, esfuerzo y mucho trabajo duro. ¡Por lo tanto, mantener la concentración y el compromiso con sus objetivos es la clave para lograr ese físico rasgado y triturado en poco tiempo!

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.